domingo, 9 de enero de 2011

Silencio del Rosal Selenio...

Desperté recondándote,
   siempre lo hago.

Sentí de nuevo que te tenía,
y entre sábanas mágica volviste a besarme.
   Beso mañanero, alimento a mi paz.

Gestos, 
    presentimiento, 
         Anhelo.

No estás aquí,
   pero estuviste.


Alguien más te recibe,
   al menos lo hacía.

Alguien más te disfruta,
   al menos lo hacía.

No digas más que nos hicimos mucho daño,

¿Te hice daño?, Si.
   Y lo reparé en entrega total.


¿Me hiciste daño?, Aún lo haces.
   Y te justificas con el otrora.

Ya no te lleno de magia,
   Ya no aceptas mis detalles,
     o tal vez, no te lo permites,
         para vivir esa quietud que crees dicha,
            y renunciar a mi tormenta,
que sabes, ansías en secreto.

Crees castigarme, y en flagelo te deshaces.
Y ¡Sí!, me castigas,
                                  ¡Bravo!.

Pero te tengo en mis recuerdos,
y te vivo entre mis sueños,
y me leerás en silencio,
como la rosa al otro lado de la luna.

En mi mundo ideal,
aún te lleno.



"Un poeta egótico, en su mejor sentido y ajeno a la otredad....
     ... esteta fino y sabio que canta la rosa lunar del tiempo."
- La Musa Funámbula, de Rafael Morales Barba -

4 comentarios:

Ignis-Niveus dijo...

Me gusto tu forma de ver la pasión, tus versos me dejaron ver imágenes efímeras de un pasado que anhelan tu cuerpo.

Saludos.

LUANHA M.G dijo...

por el pacto de selene
la pasion desmedida
recuerdos andrajosos
de mil y una luna muerta que destila pasion
muy bello la imagen tambien
un beso

Caille dijo...

Sólo unos versos de Vicente Alexandre
Siempre como agua flor o llama surge de entre las sombras fuerza oculta el mundo es tuyo surge y ama.
Me gusta tu sensibilidad mi querida Celeste

El magnetista dijo...

Un silencio que calla en mitad de una primavera...

mi beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...